Universidad de las Américas Puebla
Seleccionar el idioma para ver el informe

MENSAJE DEL DR. LUIS ERNESTO DERBEZ BAUTISTA

Informe de Actividades 2018 - 2019
San Andrés Cholula, Puebla, a 3 de abril de 2019


Estimados miembros de los Consejos Académico y Administrativo de nuestra institución:

En cumplimiento a lo establecido por el Estatuto Orgánico de la Universidad de las Américas Puebla, en su artículo 12º, fracción XV, el día de ayer les fue entregado el Informe de Actividades correspondiente al periodo 2018-2019.

Solicito su autorización para hacerlo accesible a todos los miembros de la comunidad universitaria a través de su publicación en el portal de nuestra institución.

Agradezco su aprobación. A partir de este momento el informe estará disponible para todos los miembros de la comunidad a través del intranet institucional.

México se encuentra en una encrucijada histórica. El nuevo gobierno que tomó posesión el 1 de diciembre de 2018 cuestiona todos los paradigmas económico-socio-culturales que dominaron el escenario nacional desde 1982. El sistema económico de producción y comercialización, los programas sociales de redistribución del ingreso, la estructura del sistema político y las reformas previstas para el sistema educativo nacional se encuentran bajo cuestionamiento. 

Hartos de los altos niveles de corrupción, concentración de la riqueza e inseguridad alcanzados durante el sexenio de Peña Nieto, los mexicanos otorgamos la Presidencia de la República a Andrés Manuel López Obrador, y cedimos a su partido Morena el control mayoritario en ambas cámaras del Congreso de la Unión, y 19 de 32 legislaturas estatales.

Desde el primer día como Presidente Electo de México, López Obrador afirmó que ese mandato debe entenderse como una autorización del pueblo para revertir las políticas “neo-liberales” – incluyendo las reformas estructurales aprobadas en el periodo de Peña Nieto - retornar a un sistema de Estado de Bienestar que redistribuya los ingresos fiscales hacia los grupos más vulnerables de la población, proteger a los productores nacionales y reasumir la posición mexicana de neutralidad en política exterior.  Lo más preocupante para nuestra universidad es la marcha atrás a la reforma educativa que está siendo negociada con los líderes sindicales de la CNTE.

Haciendo uso de un púlpito “mañanero”, las prédicas diarias de López Obrador han despertado pasiones y eliminado razones en las discusiones públicas y privadas de los mexicanos. La izquierda radical y los “movimientos antiglobalización” que abundan en nuestro país, encontraron en su persona una nueva idolatría. Sus palabras son utilizadas por grupos anclados en el pasado del “nacionalismo revolucionario mexicano” para justificar la destrucción de todo aquello que fue construido en los años en que la “mafia del poder” - así caracterizada por AMLO – dominó el escenario político, económico y social de nuestra nación.

En la esquina contraria, quienes defienden a capa y espada las políticas establecidas bajo ese mismo mal denominado “modelo neo-liberal”, reaccionan con virulencia y temen que el liderazgo de López Obrador llevará al país a un populismo que terminará en una repetición de las crisis de los años 1970-1982, olvidando que la mayor crisis social y económica que ha enfrentado nuestra nación ocurrió como producto de políticas equivocadas de gobiernos considerados “neo-liberales” al final del sexenio de Carlos Salinas de Gortari y del inicio de Ernesto Zedillo Ponce de León.

Muchos de quienes pensamos que la verdad está en un punto intermedio, desearíamos que un momento de transformación como el que vive México fuese conducido por personas de una izquierda moderna que convocara a todos los ciudadanos a buscar colectivamente soluciones pragmáticas ante los problemas que enfrentamos. Líderes que apelaran a la participación en esta discusión de todos los mexicanos como hombres libres, en vez de recurrir a consultas amañadas de seguidores y clientelas compradas con dádivas y subsidios procedentes de las finanzas públicas. 

En este esfuerzo, las universidades, más que otros grupos de la sociedad, estamos obligadas a luchar por establecer ese diálogo entre ciudadanos libres y combatir a grupos tanto de izquierda como de derecha, que hoy maniqueamente dicen representar a los intereses de la nación. De hacerlo correctamente, dependerá que transformemos la lucha de denuestos que hoy infecta al país con el virus de la discordia, hacia un diálogo que permita llegar a una visión consensuada del México moderno, en el que se renueven las élites, se amplíen los derechos económicos, sociales y culturales de todos los habitantes, y se inicie la rectificación de la vergonzosa desigualdad que hoy aqueja a nuestra nación.

La Universidad de las Américas Puebla está lista a participar en esta batalla. A contracorriente de la incertidumbre que existe a nivel nacional, gozamos de una estrategia bien definida bajo cinco pilares que garantizan nuestra participación exitosa en este debate: (1) certificación de nuestra calidad académica tanto institucional como por programa de estudios, mediante acreditaciones nacionales e internacionales; (2) excelencia en el profesorado y método de enseñanza; (3) uso de tecnología de última generación; (4) excelencia en el alumnado; y (5) difusión y generación de conocimiento.

Si añadimos los excelentes resultados obtenidos durante el año 2018-2019, entenderemos por qué podemos participar con éxito en esta batalla por el México que todos queremos.

Permítanme mencionar solo algunos de estos logros, ya que en el informe que he entregado previamente están descritos al detalle para su revisión y conocimiento.

En este año la universidad acreditó los últimos 15 programas académicos para lograr nuestra meta del 100% de programas de estudio a nivel nacional. No contentos con este logro, reforzamos el proceso de acreditación internacional a nivel licenciatura y posgrado.

En agosto de 2018, obtuvimos para la Licenciatura en Biología la Acreditación Internacional de la Royal Society of Biology, organismo acreditador en Ciencias Biológicas ubicado en el Reino Unido de la Gran Bretaña. Gracias a ello, somos la única universidad fuera del Reino Unido que cuenta con esta acreditación internacional.

De la misma manera, este año logramos que los programas de estudio de las Licenciaturas en Ingeniería Química, Ingeniería de Alimentos e Ingeniería Mecatrónica obtuvieran su acreditación internacional ante la Accreditation Board for Engineering and Technology, ABET. Con ello, el 55% de los programas de licenciatura de la Escuela de Ingeniería están acreditados internacionalmente. Seguiremos trabajando en la acreditación internacional del resto de las licenciaturas de ingeniería susceptibles de hacerlo, esperando lograrlo en un plazo no mayor a tres años. Logradas estas acreditaciones, la UDLAP estaría a la cabeza de todas las instituciones con programas de ingeniería en nuestro país.

Adicionalmente, el proceso de acreditación de todos los programas de estudio en el área de negocios continúa.  Estoy seguro que el trabajo de la facultad permitirá en unos cuantos años la acreditación internacional de la totalidad de estos programas; con ello, nuestros programas de negocios serán reconocidos entre los mejores del mundo, permitiendo ofrecer programas con pertinencia profesional y calidad académica a los muchos aspirantes que año con año desean estudiar en la institución.

El segundo elemento de nuestra estrategia es aún más importante. 

Al inicio del año académico 2018-2019, la universidad logró por primera ocasión en su historia contar con un total de 670 profesores. El riguroso proceso de selección nos permitió contar con un 98% de ellos con estudios de posgrado y más del 60% con el grado terminal en su disciplina. Lo anterior nos permite contar con una facultad de excelencia académica y una relación profesor-estudiante en la universidad de 21, número que queda dentro de la trayectoria propuesta en la estrategia de alcanzar 15 estudiantes por profesor en el año 2023. El número promedio de 24 estudiantes por grupo, que hemos alcanzado, también queda dentro de la trayectoria pronosticada para llegar a un promedio de 20 estudiantes por grupo en el mismo año mencionado.

Los resultados anteriores muestran el interés de la institución por conservar una calidad y proporción adecuada de la planta académica que satisfaga tanto la calidad educativa como la atención personalizada en la oferta de programas de estudios.

Entendiendo la importancia de contar con profesores con experiencia internacional, diseñamos un programa de movilidad académica para los profesores de tiempo completo y otro de profesores visitantes que semestralmente acuden a la universidad. El primero permite que nuestra facultad tenga la oportunidad de complementar sus experiencias académicas en otro país, mientras que el segundo permite contar en nuestro campus con presencia temporal de profesores de universidades ubicadas en el extranjero, quienes enriquecen el ambiente multicultural que distingue a la institución.

En este año más de 20 miembros de nuestra facultad realizaron estancias de investigación o como profesores visitantes en universidades de Alemania, Bulgaria, China, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Marruecos y Reino Unido. Destacan dos en especial: el programa de movilidad académica con Cambridge University en el Reino Unido, programa que es único en América Latina, y el programa con Rice University, institución en la que hoy contamos con cuatro miembros de nuestra facultad reconocidos como Investigadores Asociados en el Baker Institute de esa universidad.

El papel de los académicos como expertos en temas de interés para la sociedad derivó en 140 entrevistas otorgadas a medios entre los que destacan CNN, DW Deutsche Welle, El Universal, Financiero TV, Milenio TV, Excélsior TV, El Heraldo de México, Grupo Imagen (radio y televisión), Grupo MVS, Grupo Radio Fórmula y El Universal Opinión.

Bajo el programa de profesores visitantes, este año recibimos a más de 30 profesores quienes participaron en el campus ofreciendo cursos, trabajando en proyectos conjuntos de investigación con miembros de nuestra facultad y administrando seminarios dirigidos a la comunidad estudiantil.

La calidad y pertinencia de conocimientos profesionales de nuestro profesorado es certificada también por otros dos elementos: (i) 35% de nuestra facultad de tiempo completo pertenece al Sistema Nacional de Investigadores del CONACYT, un porcentaje que nos coloca como la segunda universidad privada en términos de este parámetro en México, y (ii) el reconocimiento obtenido de sus pares en otras universidades como la segunda facultad en calidad académica de instituciones privadas de México según el ranking del periódico El Universal “Las Mejores Universidades de México, 2019”.  
Tan importante como los reconocimientos a la calidad académica y profesional de nuestros profesores, es el que sean reconocidos en su labor docente por sus alumnos. Para ayudar en este objetivo, diseñamos el Programa de Actualización Docente bajo el cual se ofrecieron 113 cursos cuyo propósito es mostrar técnicas pedagógicas de enseñanza y el uso correcto de la tecnología educativa con que contamos. Doscientos setenta profesores de tiempo completo y ciento doce de tiempo parcial participaron en este programa. Con orgullo puedo anunciarles que en una escala de 0 a 5, siendo este último el máximo puntaje que puede obtener un profesor, los estudiantes asignaron una calificación promedio de 4.56 a la calidad pedagógica de nuestros profesores.

Para incrementar la oferta de cursos en idioma inglés, la Vicerrectoría Académica diseñó este año un programa para el fortalecimiento de habilidades de comunicación oral, comprensión auditiva, expresión escrita y comprensión lectora en el idioma inglés, programa en el que participaron 30 profesores de tiempo completo. Como resultado logramos incrementar un 72% la oferta de cursos impartidos en el idioma inglés con respecto al periodo de Primavera 2018.

Para garantizar la experiencia profesional de los profesores, se fortaleció la vinculación de nuestra universidad con entidades del sector público y empresas de la iniciativa privada en todo el país, mediante la impartición de programas de capacitación y consultoría.

En el ámbito de la educación continua se ofrecieron 26 programas dirigidos por nuestra facultad para empresas, organismos gubernamentales y al público en general, logrando colaboraciones con el Banco Mundial, la Bolsa Mexicana de Valores y el Centro Autorizado de Distribución Certiport, entidad mundial que valida y certifica habilidades digitales. En cuanto a consultoría, se ofrecieron soluciones de negocio y de organización a entidades públicas y privadas, con base en el conocimiento y experiencia de la planta académica y administrativa. Destaca por su importancia la creación del programa de Consejos de Administración para pequeñas y medianas empresas, el laboratorio conjunto de pinturas y recubrimientos UDLAP-ANAFAPYT, y nuestras asociaciones con empresas como Cinépolis, Actinver, Televisa y Apple, por mencionar unas cuantas. La actividad de nuestros profesores en estos programas nos permite asegurar que la facultad cuenta con la pertinencia profesional exigida por la industria nacional e internacional.

La UDLAP es un referente en infraestructura de modernidad y vanguardia en sus instalaciones. Durante 2018 se realizaron inversiones por una cantidad superior a los 100 millones de pesos en obras e infraestructura de impacto para toda la comunidad universitaria. La inversión se hizo en remodelación, modernización y mantenimiento de espacios deportivos, laboratorios, salones, colegios residenciales, hostal, auditorio y oficinas administrativas, con el objetivo de seguir innovando en todas las instalaciones del campus y sus espacios culturales.

La inversión en equipo para laboratorios de enseñanza permanece como una prioridad institucional.  No solo se han modernizado nuestros laboratorios de las Escuelas de Ingeniería y Ciencias, también se han hecho inversiones para mejorar la calidad de los laboratorios de enseñanza de las Escuelas de Artes y Humanidades, Negocios y Economía y Ciencias Sociales. Año con año se autoriza una lista de inversiones en equipo de enseñanza que sobrepasa los 60 millones de pesos; con ese nivel anual de inversiones podemos asegurar que no existe institución de educación superior en México que supere la tecnología educativa presente en nuestro campus.

Siguiendo las tendencias mundiales de colecciones bibliográficas digitales, este año invertimos más de 17 millones en la renovación y contratación de nuevas bibliotecas digitales. Dignas de mención son Lex, PsycTEST, IEEE y NANO.  Además, la universidad se incorporó al consorcio CONRICyT, lo cual nos permitió acceder a todos los recursos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y a la colección Emerald Social Sciences eBook Collection a perpetuidad. Hoy nuestra comunidad cuenta con acceso a poco más de siete millones de libros digitales, más de 20,000 revistas periódicas y a un amplio catálogo electrónico de consulta. Seguiremos trabajando en este rubro hasta lograr la meta de contar con un acervo bibliográfico digital de 10 millones de libros, lo cual nos haría poseedores de una de las bibliotecas digitales más completas de América Latina.

La capacidad de nuestra red inalámbrica no tiene comparación entre las universidades privadas de México. Para mejorar la conectividad de la red wifi en el campus se instalaron 790 nuevos Access Points, incrementando la posibilidad de respuesta inmediata a los más de 12 mil dispositivos que diariamente se conectan en nuestro campus incluyendo tabletas, teléfonos inteligentes y laptops. El ancho de banda del acceso a Internet también se incrementó considerablemente, pasando de 2 a 12 gigabits por segundo, lo cual representa una relación de 1.4 megabits por segundo por estudiante, la mayor proporción en el país.

No solo los programas académicos se benefician de este impulso al uso de tecnologías de la información. Un gran número de áreas académicas y administrativas utilizan las plataformas web para apoyar sus procesos administrativos, además de comunicarse con integrantes de la comunidad, prospectos y público en general. Durante este año se desarrollaron, implementaron y actualizaron diversos sistemas y plataformas digitales que han agilizado los procesos operativos, incrementado la colaboración entre las áreas administrativas, asegurado la calidad de la información con que se trabaja y ofreciendo una atención oportuna a las solicitudes hechas por entidades internas y externas a la institución. Durante este año se crearon 27 nuevos sitios web que favorecieron la comunicación entre estudiantes, padres de familia, comunidad académica y administrativa.

Para el año que inicia estamos preparando un programa de inversiones que nos permitirá renovar completamente la Biblioteca de la universidad, proporcionar mejores servicios a los estudiantes con la renovación total de nuestro Centro Estudiantil y mejorar presentaciones culturales. Las facilidades de audio y video en el Auditorio Guillermo y Sofía Jenkins permitieron que la UDLAP fuese una de las pocas universidades en México aprobada para proyectar la película “Roma”. La instalación del nuevo equipo ya ordenado para este auditorio permitirá que a partir del año académico 2019-2020 seamos sede del programa de conciertos de la Ópera de Nueva York y sede regional de la Cineteca Nacional.

La calidad estudiantil es indispensable para lograr el crecimiento y reconocimiento académico que deseamos. Gracias a un agresivo programa de becas, hoy contamos con números crecientes de estudiantes de excelencia provenientes del centro y occidente de México, y mantenemos altos niveles de incorporación estudiantil de jóvenes procedentes de los estados de Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Morelos, Hidalgo, Tabasco, Estado de México y Ciudad de México. Como resultado, la matrícula estudiantil se ha incrementado al igual que el nivel académico de los aspirantes, como demuestran los resultados de los exámenes de admisión. Para el periodo de septiembre 2018, la matrícula de nuevo ingreso alcanzó casi 2,000 estudiantes, número que permite prever que seguiremos atrayendo excelentes estudiantes hasta lograr la meta de 12,000 alumnos fijada para nuestro campus en Cholula.

La experiencia internacional es esencial para lograr una formación de alto nivel y pertinencia profesional en nuestros alumnos. La universidad cuenta con casi 250 programas de intercambio estudiantil con universidades de todo el mundo. Estos programas permiten a los estudiantes estancias semestrales o anuales en intercambio regular, licenciaturas y maestrías duales con estancias de dos años en el extranjero y prácticas profesionales e internados en empresas localizadas en otros países. En 2018-2019 recibimos más de 400 estudiantes extranjeros en nuestro campus y más de 600 estudiantes UDLAP vivieron una experiencia internacional. En ese mismo año firmamos 10 nuevos acuerdos de intercambio académico, y 9 de prácticas en el extranjero, en Norteamérica, Europa, Medio Oriente y Asia.  En consecuencia, la UDLAP cuenta ahora con convenios de cooperación internacional con universidades en 34 países.

Para mejorar el desempeño de nuestros estudiantes, la universidad diseñó programas de apoyo mediante tres centros que les ayudan a mejorar sus hábitos de estudio en Matemáticas, Aprendizaje de Lenguas, y Escritura y Pensamiento Crítico empleando herramientas para el aprendizaje auto dirigido. Durante 2018-2019 fueron atendidos en estos centros más de 5,400 alumnos. Simultáneamente, nuestro sistema de tutorías ofreció más de 9,800 asesorías personalizadas, demostrando el compromiso de la institución en mejorar la calidad del proceso enseñanza-aprendizaje de los estudiantes. El resultado de estos programas se refleja en nuestra tasa de retención que alcanzó en el semestre de Otoño 2018 un nivel superior al 97%.

Educar de una manera integral, en que lo académico sea complementado por el deporte y la cultura, es un objetivo en todos los programas de estudio de la universidad. Un número creciente de estudiantes participan en programas deportivos internos orientados a fomentar la responsabilidad y disciplina personales, e incorporar la práctica cotidiana de un deporte en su vida. El éxito de estos programas obligó a nuestra institución a invertir en un nuevo gimnasio diseñado para dar cabida a 1800 usuarios diarios. Este gimnasio será puesto al servicio de la comunidad a partir de junio de 2019.

Todos nuestros Equipos Representativos Culturales pusieron muy en alto el nombre de la universidad. A invitación de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, participamos en las celebraciones de las fiestas patrias realizadas en el consulado de México en Houston, Texas. Se presentó también la obra Víctor Victoria, puesta en escena por el equipo representativo de Teatro Musical en las ciudades de Xalapa e Irapuato, obra musical conformada por un elenco de más de 18 actores y cantantes, 13 bailarines, una orquesta de 52 integrantes y un equipo de producción formado por estudiantes de diversas licenciaturas. La obra fue musicalizada en vivo por la Orquesta Symphonia UDLAP. El Coro de Cámara UDLAP fue invitado para representar a México en el XIII Festival Internacional de Coros CORHABANA, celebrado en La Habana, Cuba. Cuatro estudiantes del equipo representativo Zentzontle, participaron por invitación de la casa cultural mexicana de Toronto en un evento folclórico en Italia, además de hacer una gira por las ciudades de Roma y Rímini, asistiendo al “International Folklore Festival Moonlight in Rome”.

Nuestros equipos representativos culturales permiten la participación de estudiantes de licenciaturas diferentes a música, arte o danza. Para todos aquellos estudiantes que no desean participar de esta manera en las actividades culturales de la universidad existe la oportunidad de asistir a espectáculos en el campus donde cada semana se ofrece un gran número de actividades que incluyen eventos musicales, de danza contemporánea y clásica y obras de teatro.

Difundir conocimientos es una de las tareas irrenunciables de una universidad. Nuestra Editorial UDLAP pone al alcance de investigadores, estudiantes y público en general textos con temáticas actuales. La editorial publicó diecisiete libros este año, permitiéndole estar presente en foros nacionales como la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Durante 2018 se destaca la evolución de la Revista Entorno UDLAP, que durante dos años ha publicado siete ediciones, logrando su inserción en el catálogo de revistas en Latindex, sistema que incorpora contenidos y textos completos de revistas académicas que pertenecen a hemerotecas digitales de América Latina, el Caribe, España y Portugal. La revista está disponible en forma digital en su propia página web, espacio que en 2018 tuvo más de diez mil visitas de países como Estados Unidos de Norteamérica, Colombia, Perú, Italia, España, Alemania, Canadá, entre otros.

La UDLAP comparte también el conocimiento generado por su facultad, estudiantes y egresados, a través de “Contexto UDLAP”, espacio web que incorpora artículos de divulgación, investigaciones especializadas, tesis, audiovisuales y podcasts, tanto de nuestros profesores como de alumnos de la institución. Este repositorio cuenta a la fecha con cerca de 1,000 artículos de libre acceso, habiendo recibido en promedio un poco más de doce mil visitas mensuales. A través de esta plataforma, las personas de otros países tienen la posibilidad de vincularse con la UDLAP y aprovechar el contenido de trabajos en proceso en un formato flexible y oportuno.

La universidad busca formar ciudadanos conscientes de las responsabilidades sociales que exige el privilegio de ser parte del 3% de la población que recibe educación de nivel superior en instituciones privadas. A través de acciones y programas de vinculación y voluntariado social, que despiertan el interés en ayudar a un tercero entre nuestros estudiantes, estamos logrando satisfacer este objetivo. Durante este año 1,874 estudiantes se registraron para realizar su servicio social y otros 1,400 participaron en programas de voluntariado social en 184 organizaciones, de las cuales el 29% son del sector gubernamental, el 7% del empresarial y el 64% corresponden a organizaciones de la sociedad civil. Además, se realizaron 16 jornadas, 12 sabatinas y 4 dominicales, en colaboración con cuatro organizaciones que trabajan en programas de reciclaje, reforestación, armado de despensas y servicios médicos gratuitos.

Posterior a los terremotos de septiembre del 2017, y en conjunto con la fundación Los Ángeles en México, cuyas fundadoras son las actrices mexicanas Ana de la Reguera, Kate del Castillo, Karla Souza y Olga Segura, los estudiantes de la UDLAP y TVUDLAP documentaron las acciones de reconstrucción financiadas por dicha fundación en el poblado de San Miguel Tecuanipa en Tochimilco, Puebla. Entre los videos producidos se cuenta ya con el resumen del primer año de actividades en este poblado, el cual ha tenido 13,000 impactos de prensa derivados de boletines informativos, eventos, participaciones de académicos y estudiantes en espacios radiofónicos, conferencias de prensa y entrevistas.

Uno de los ejes centrales de la institución es tener solidez y estabilidad financiera permanentes. Durante el año 2018 se alcanzaron resultados financieros positivos, lo que permite a la universidad ejecutar a tiempo las inversiones programadas y robustecer la calidad de los servicios académicos y administrativos que nos distinguen. Estos resultados permitieron también financiar nuestro programa de becas - uno de los más completos del país – que apoya económicamente al 70% de la población estudiantil para continuar sus estudios en nuestra institución.

Los estados financieros en proceso de auditoría para el año 2018 reflejan una situación robusta para la institución.  Los recursos en efectivo y equivalentes representan el 122% de las obligaciones de corto plazo y nuestros estados financieros demuestran que la universidad generó flujos de efectivo equivalentes a 211 millones de pesos en el año fiscal 2018, lo que le permitió realizar con fondos propios las inversiones programadas en inmuebles, mobiliario y equipo. El resultado operativo de 2018 fue un superávit de 119.3 millones de pesos (comparado con un superávit de 90.2 millones de pesos, en el año 2017). El incremento en el resultado operativo de 2018 se originó principalmente por el aumento en los ingresos netos por colegiaturas, la principal actividad, y el control de costos y gastos de la institución como resultado de la eficiencia administrativa en el manejo de los mismos.

Como consecuencia de nuestra solidez financiera, varias instituciones bancarias han dado un voto de confianza a la UDLAP, otorgándole líneas de crédito de largo y corto plazo que suman 340 millones de pesos, de los cuáles solo habíamos dispuesto de 87 millones al cierre del año fiscal 2018, cantidad menor en 22 millones de pesos a la situación en que nos encontrábamos al cierre del año fiscal 2017. 

El excelente manejo financiero y la transparencia con la que se han manejado los recursos de la institución, incrementó una vez más el apoyo de diversas empresas y donantes. Nuevos aliados estratégicos han ofrecido a la universidad patrocinios y donativos a cambio de la participación de sus marcas comerciales en eventos culturales, deportivos y académicos. Muy en especial quiero destacar el papel del Programa de Becas UNE, el cual convoca al sector empresarial a brindar apoyo a jóvenes académicamente sobresalientes. Gracias a este programa, durante este año se otorgaron 182 becas completas a jóvenes con capacidad académica para estudiar en nuestra universidad.

El Trigésimo Tercer Sorteo UDLAP, registrado y supervisado por la Secretaría de Gobernación, generó ingresos brutos por 125 millones de pesos, entregó 630 premios y generó una utilidad neta de poco más de 40 millones de pesos. Tan importante como es la utilidad que permite sufragar parcialmente nuestro programa de becas institucionales, la publicidad recibida permite que la universidad incremente su nivel de presencia en muchos estados de la República Mexicana, principalmente del centro y sureste del país, gracias a la entusiasta participación de 17,900 colaboradores, entre los que se encuentran estudiantes y empleados de la institución, así como público en general.

Año tras año diversos rankings de instituciones de enseñanza superior nacionales e internacionales nos colocan entre las tres mejores universidades privadas de la nación. Por ejemplo, hoy puedo decir orgullosamente que por cuarto año consecutivo nuestra universidad fue clasificada por el ranking anual del periódico El Universal como la mejor universidad privada del país, solo siendo superada por la UNAM en el ranking general de universidades nacionales. La revista América Economía, a través de su ranking 2019 de instituciones de educación superior de México, nos colocó como la segunda mejor universidad privada a nivel nacional y como la mejor institución en la región sur-sureste de México. De igual manera, en su ranking de programas de MBA de América Latina, esta revista nos otorgó el segundo con mejor calificación de los programas evaluados por ellos.

Muchos dirán que los rankings no son correctos, que otras universidades cuentan con mejores resultados en determinadas licenciaturas. Yo les digo a estas personas que, aunque los rankings pueden no ser un buen método para comparar la calidad de una institución, en nuestro caso los resultados de los mismos confirman lo que es palpable en el anhelo de muchas familias: lograr que sus hijos ingresen a nuestra institución.  Este es el mejor ranking que pueda existir. El total de aspirantes que solicitaron ingreso a nuestra universidad, tanto de los 32 estados de la república como del extranjero, fue tan numeroso que, a pesar de admitir a 1986 nuevos jóvenes en las diversas licenciaturas de nuestra institución, logramos reducir nuestra tasa de admisión a un nivel sin precedentes en la institución, 36%.

Esto se hizo evidente por la necesidad de suspender el proceso de inscripción tres semanas antes de la fecha indicada originalmente, acción que llevamos a cabo a fin de mantener la calidad que deseamos ofrecer en los programas de estudio. No les quepa duda: paulatinamente nos estamos convirtiendo para un número creciente de jóvenes, tanto de nuestro país como de varios países extranjeros, en una de las universidades más cotizadas para realizar sus estudios de licenciatura.  

Hablar de los logros siempre es fácil, sólo es necesario reseñar lo ocurrido y dejar que cada uno de ustedes juzgue si verdaderamente lo mencionado es cierto o no. En nuestro caso el reconocimiento se refleja en el creciente prestigio académico de la universidad, en la cantidad y calidad de los estudiantes que desean ingresar a ella, en los éxitos obtenidos por nuestra planta académica, en la demanda creciente de nuestros egresados por la comunidad empresarial nacional e internacional, y en la satisfacción de nuestros alumnos y sus familias por la educación con calidad y calidez que reciben día con día en la institución.

Mientras que el gobierno mexicano habla de una cuarta transformación política, el mundo habla de una cuarta revolución industrial. Mientras que la 4T sueña con un retorno al México del pasado y se preocupa por eventos sucedidos hace 500 años, la 4ª revolución está causando efectos disruptivos sobre las ocupaciones del presente y está por definir las que existirán en el futuro. Mientras que la 4T apuesta al uso de tecnologías obsoletas, la protección de productos mexicanos y la generación de empleos anclados en el pasado, la 4ª revolución avanza implacablemente y no tiene nacionalidad. Si la 4T no se sube a la ola de progreso que representa la 4ª revolución y adapta el sistema educativo nacional para dotar a nuestra juventud con las herramientas y habilidades exigidas por esta revolución industrial, la desigualdad que hoy existe en nuestra sociedad se incrementará y nuestro país quedará irremediablemente rezagado en la distribución de la riqueza mundial. 

Para lograr la verdadera 4T, nuestro país debería establecer un profundo cambio en el sistema educativo mediante una reforma que: (i) garantice la igualdad de oportunidades de adaptación al cambio tecnológico para todos los jóvenes de México sin importar su condición social, (ii) potencie la adopción de un progreso técnico y digital inclusivo, (iii) ponga en sincronía las necesidades del mundo empresarial y las habilidades requeridas de quienes egresen del sistema educativo nacional, y (iv) reduzcan los costos de la transición tecnológica a corto y mediano plazo. En síntesis, políticas educativas flexibles que evolucionen conforme lo haga el mundo, fomenten la creatividad individual y potencien la inteligencia social en el uso de los nuevos instrumentos tecnológicos que en un lapso muy corto de tiempo nos impactarán como nación.

Nada de lo anterior parece estar en el debate nacional sobre el futuro de la educación en México. El énfasis, en respuesta a las exigencias del liderazgo de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), ha estado en derogar la reforma educativa aprobada hace apenas tres años. De aceptarse estas exigencias, se frustrará la posibilidad de que el sistema público de educación promueva la enseñanza basada en el progreso tecnológico que impone la 4ª revolución industrial. El resultado sería que dos terceras partes de nuestra juventud no estarían preparadas para responder a los retos de la transformación digital del siglo en que vivimos.

Como universidad estamos obligados a continuar la evolución educativa respondiendo al cambio exigido por la 4ª revolución industrial. Tengan la seguridad que así lo haremos garantizando a nuestros egresados el éxito profesional que esperan al término de sus estudios.

¿Es eso suficiente? Ello dependerá de lo que pensemos acerca del papel que como universidad debemos desempeñar en nuestra sociedad.

Si la respuesta es que como universidad solo debemos influir en mejorar el sistema económico, entonces lo anterior será suficiente. Pero, si como yo creo, nuestra responsabilidad es preparar mejor a nuestra sociedad, lo anterior se queda corto y debemos pensar conjuntamente las funciones que la UDLAP deberá cumplir para responder a este objetivo. 

Permítanme describir a ustedes el papel que concibo para que nuestra universidad participe exitosamente en integrar una mejor sociedad.

Primero, una universidad como la nuestra debe alentar a sus estudiantes a pensar, no adoctrinarlos en qué pensar. Debemos prepararlos para buscar el bien común, seguir el camino de la verdad hasta donde les lleve sin hacer caso de prejuicios, y defender la sustentabilidad ambiental. Solo así serán ciudadanos que libremente definan y defiendan un futuro consensuado para todos los mexicanos. 

Segundo, como universidad – si deseamos mantener ese título - estamos obligados a continuar nuestra tradición de artes liberales. Defender la importancia de las artes, la literatura, la filosofía, la música y las humanidades en todas sus expresiones, nos permitirá formar personas que entiendan el valor de su propio ser, y contribuyan a crear una sociedad en la cual prevalezcan como principios fundamentales la tolerancia, la libertad y la diversidad. 

Tercero, debemos sin duda preparar a nuestros estudiantes para responder al avance de la tecnología y la promoción del desarrollo económico. Pero debemos hacerlo inculcando en ellos la curiosidad propia de quien cuestiona todo. Debemos ayudarlos a imaginar un mundo nuevo, un mundo diferente, ese mundo en el cual todo es posible, pero no todo es deseable.  Solo conseguiremos esto si a lo largo de sus estudios les incitamos a cuestionar todo lo que aprenden, con nosotros fomentando como principio básico de su desempeño la autoformación, el único método que les preparará para imaginar el mundo del siglo XXI en el que vivirán.

Cuarto, la nuestra es la época del conocimiento. La prosperidad de cualquier nación en este siglo depende de su capacidad para generar nuevo conocimiento. La consecuencia para una universidad como la nuestra es evidente: debemos reforzar la capacidad de investigación en ciencia y tecnología, y el talento para ofrecer nuevas soluciones a los problemas sociales que enfrenta nuestra nación.

Quinto, México sigue sin resolver su problema de crecimiento. A pesar de las intenciones de la 4T es probable que en este y el siguiente año un buen número de jóvenes, con méritos académicos para ingresar a nuestra institución, necesiten apoyo financiero. La respuesta debe ser fortalecer nuestro programa de becas, un reto que nos obligará a mantener la prudencia fiscal que hemos observado desde el inicio de mi administración.

Al terminar este informe anual quiero dejarles con una reflexión final: el papel de nuestra universidad debe ser ayudar a que entendamos nuestro lugar en la sociedad, el lugar de ésta en la humanidad, y el lugar de ésta en el mundo que habitamos.

¡Muchas gracias por su atención!

Universidad de las Américas Puebla

Derechos Reservados © 2019. Universidad de las Américas Puebla. Ex Hacienda Sta. Catarina Mártir S/N. San Andrés Cholula, Puebla. C.P. 72810. Méxicos Conmutador: +52 (222) 229 20 00. | Admisiones: informes.nuevoingreso@udlap.mxs +52 (222) 229 2000 extensión 2112 | Aviso de privacidad

 

×